Escrito por Erik Weijers hace 4 meses

Los senadores y gobernadores de EE. UU. compiten por el voto de Bitcoin.

Las cosas están cambiando muy rápidamente en los Estados Unidos de América a favor de Bitcoin. En el estado de Arizona, un senador ha presentado una legislación que aprueba Bitcoin como moneda de curso legal. Mientras tanto, los candidatos a director de jurisdicción de Texas se esfuerzan por presentar la mejor propuesta de política compatible con Bitcoin y las criptomonedas.

La propuesta de Arizona proviene de la Senadora Wendy Rogers. Ella quiere que Bitcoin sea moneda de curso legal. Al igual que en El Salvador, Bitcoin luego puede usarse para realizar pagos y pagar impuestos. Por cierto, todavía hay controversia sobre si esto es constitucional en los EE. UU., pero esta ley es un ejemplo del viento que sopla el probitcoin en los políticos estadounidenses.

En Texas, el gobernador saliente pidió ayuda a la industria minera de bitcoin para facilitar la capacidad máxima de la red. La creciente demanda de electricidad, exclusiva de las mineras, conducirá a la construcción de capacidad adicional. Cuando surge una situación de alta demanda (por ejemplo, por una ola de frío), los mineros apagarán sus máquinas. Esto asegura que los hogares no se queden sin electricidad. Coincidentemente, el oponente del actual gobernador también es proBitcoin. Él ha montado un plan en que Bitcóin se convierte en moneda de curso legal.

Mientras en Mississippi: Senador Harkins está en busca de reelección y con su esfuerzo, urge para un acuerdo legal claro, sobre criptomoneda como propiedad y moneda.

Bitcóin, como campo de batalla entre estados y ciudades.

En los Estados Unidos, las actitudes hacia la criptomoneda varían mucho entre estados y ciudades. Por ejemplo, el Estado de Nueva York es simplemente hostil hacia la criptomoneda. Los estados conocidos como proBitcoin y crypto son Wyoming, Florida, Texas y Arizona.

Hablando de ciudades, lugares como Miami son muy amigables con las criptomonedas. La ciudad de Nueva York, a diferencia del estado, también apoya esto: el nuevo alcalde de Nueva York quiere obtener su salario en Bitcoin.

Resumen. Bitcoin fue concebido como una parte importante de la política (local).

Más votantes están invirtiendo en criptomonedas y los políticos se están dando cuenta. Además, la criptomoneda es una industria y las industrias crean oportunidades de trabajo.

El hecho de que se escuchen “proBitcoiners” no cambia el hecho de que todavía hay un número

El hecho de que se escuchen “proBitcoiners” no cambia el hecho de que todavía hay mucha resistencia contra las criptomonedas y la minería de Bitcoin en los Estados Unidos (y en todo el mundo). Parece que la batalla en suelo estadounidense comienza entre los partidos politicos. Es más probable que los partidarios de Bitcoin sean republicanos que demócratas. Quizás esto no sea sorprendente, ya que los ideales de las criptomonedas son la autodeterminación y los mercados libres tienen más sentido con ideales conservadores. Por el contrario, los izquierdistas insisten en reducir las emisiones de CO2 y creen que el gobierno debería detener la minería.

De todos modos: este desarrollo muestra una vez más que una prohibición global de criptomoneda o Bitcoin no es de alto riesgo. Si un estado introduce una regulación anticriptomonedas, otro pensará; Bien, damos la bienvenida a esos emprendedores. Lo mismo es cierto a nivel mundial. Si un país dificulta la industria de la criptografía, crea una oportunidad para que otro país dé la bienvenida a estos ricos inteligentes con los brazos abiertos.

Invierte en cualquier momento y lugar

Aumente su impacto comercial y tiempo de reacción en más de 70 criptomonedas a través del acceso instantáneo a su wallet con la aplicación LiteBit.

lb