Escrito por Erik Weijers hace un mes

FMI: éramos un niño de ocho años con una impresora de dinero

Durante un debate en la Reunión de Primavera del FMI, la Directora Gerente del FMI, Kristalina Giorgieva, formuló unas declaraciones muy destacadas sobre la política monetaria irresponsable de los gobiernos: 'Éramos como niños de ocho años corriendo detrás de la pelota'.

Hizo estas declaraciones durante una mesa redonda en la que participaron la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, y el jefe de la Reserva Federal, Jerome Powell. El argumento principal de Giorgieva fue que la inflación actual no se debe únicamente a acontecimientos externos como la guerra de Ucrania. Los gobiernos y las instituciones financieras también tienen la culpa. No es ninguna sorpresa para los que siguen las noticias, pero sí una declaración de culpabilidad sorprendente por parte de una institución como el FMI.

Giorgieva, que como búlgara vivió la hiperinflación en ese país a finales de los años 90, empieza por plantear el problema del aumento vertiginoso de la deuda pública: " el mayor incremento desde la Segunda Guerra Mundial". Continúa con el problema al que se enfrentan muchas economías emergentes: una deuda muy elevada, el aumento de los tipos de interés y la fuga de capitales. Están en peligro de quiebra. El mercado mundial de obligaciones está sometido a una gran presión.

Niños de ocho años corriendo detrás de una pelota

Giorgieva: "No todos los problemas son exógenos. Algunos son fruto de decisiones poco acertadas, de un mal gobierno, de la corrupción. Cuando Christine era la directora general aquí, durante la época buena de 2018/2019, decía: 'Cuando el sol brilla, arregla el tejado'. Ahora descubrimos que muchos países no arreglaron sus tejados. Ahora está diluviando".

Y concluye: "Tomamos decisiones y no prestamos suficiente atención a los efectos no deseados. Luego luchamos contra su impacto. Por ejemplo, la decisión de apoyar la economía [durante Covid]. [...] A veces actuamos como niños de ocho años jugando al fútbol. Todos perseguimos el balón y no cubrimos el resto del campo".

Los periodistas financieros lo llevan gritando desde hace años y para los Bitcoiners, Money printer go brrr es un meme. El balance del Banco Central de Estados Unidos ha aumentado en 4 billones de dólares desde marzo de 2020. Gracias a la emisión de dinero nuevo, el Banco Central financió la nueva deuda pública a una escala sin precedentes.

El meme de Jerome Powell: la impresora va brrr

Así que la creciente perturbación del sistema financiero tradicional es ahora también admitida por las personas con información privilegiada. Los fanáticos de las criptomonedas ya habían sacado esa conclusión y dejaron su dinero en Bitcoin, un sistema financiero en el que no puede influir ningún político en cuanto a la emisión de nuevo dinero.

Invierte en cualquier momento y lugar

Aumente su impacto comercial y tiempo de reacción en más de 70 criptomonedas a través del acceso instantáneo a su wallet con la aplicación LiteBit.

lb