Escrito por Erik Weijers hace un mes

¿Qué es el Metaverso?

La palabra Metaverso aparece cada vez más como una descripción de cómo viviremos en línea en el futuro. Es tentador imaginar el Metaverso como una especie de videojuego gigante. Una imagen mejor y más realista es la del Metaverso como una experiencia rica y ubicua de estar en línea.

Porque a pesar de que ahora tenemos Internet móvil, todavía tenemos que "obtener" acceso a Internet en nuestros dispositivos. Con el Metaverso, Internet pronto estará 'alrededor' de nosotros. Eso es lo que el Metaverso es en esencia. Es el siguiente paso para integrar Internet en nuestras vidas. Esto es posible gracias a una capacidad de transmisión cada vez mayor, sensores sensibles, cámaras de seguimiento facial, gafas de realidad aumentada, etc.

https://youtu.be/Q13CishCKXY

Más que realidad virtual

El término Metaverso fue acuñado por Neal Stephenson en su novela de ciencia ficción Snow Crash de 1992. En él, las personas se mueven como avatares en un espacio virtual tridimensional.

Pero el Metaverso en nuestra definición es más amplio que la realidad virtual. Mucha gente imagina el Metaverso como una forma algo más avanzada de Second Life, en la que todos elegimos nuestro propio avatar. O como un mundo en el que podemos entrar poniéndonos nuestros auriculares VR. Pero esos dos ingredientes no son necesarios para el Metaverso. La realidad virtual es solo una de las 'aplicaciones' del Metaverso.

En palabras de Matthew Ball, "El metaverso, como Internet, Internet móvil y el proceso de electrificación, es una red de experiencias y aplicaciones, dispositivos y productos, herramientas e infraestructura interconectados". Así como no equiparamos Google o Facebook con Internet, el Metaverso tampoco será un dominio único.

Saltando con nuestra identidad y esas cosas

Imagine el Metaverso como una forma de Internet que está en todas partes, con imágenes más ricas. Un punto importante que señalan muchos expertos es que el Metaverso no es un mundo, sino varios entornos en línea (3D). Con una diferencia importante de los muchos entornos en línea que ya existen, a saber, que son idealmente interoperables. Desplegará su identidad y sus cosas virtuales en múltiples plataformas. El NFT que compró en una galería en línea, es posible que desee usarlo o venderlo en otro lugar, tal vez en un juego. Entonces, el Metaverso no es solo un mundo virtual elegante: es una economía real, donde las cosas se producen y venden.

¿Para cuándo el Metaverso?

Las acciones necesarias para crear un metaverso próspero llevan años, tal vez décadas. Requiere todo tipo de desarrollos en hardware, software, rendimiento de equipos, aplicaciones de pago y estándares de comunicación. Pero el desarrollo se ha acelerado en los últimos años, por ejemplo, con mejores imágenes 3D y técnicas de renderizado. Dicho esto: ya estamos en una versión temprana del Metaverso. El hecho de que los compañeros de piso estén sentados en la misma habitación con audífonos con cancelación de ruido, escuchando su propio podcast, ya es una señal de que 'dónde estamos' está comenzando a desconectarse de donde estamos en el espacio físico.

Preocupaciones sobre la centralización, oportunidad para la tecnología blockchain

¿Cuál será la arquitectura del Metaverso? ¿Los 'objetos' estarán en una base de datos o en una cadena de bloques? ¿Facebook u otros gigantes tecnológicos serán propietarios o compartirán la propiedad? Este es un punto importante de discordia que se librará en los próximos años.

Los defensores de las criptomonedas obviamente no son fanáticos del resultado centralizado de Big Tech. Considere lo que la prohibición de una aplicación controlada centralmente como Twitter ya está haciendo en la vida de algunas personas. El control totalitario sobre el acceso a las aplicaciones de Metaverso sería aún más dramático. Precisamente porque casi todo va a pasar en el Metaverso: su trabajo, contactos sociales, efectivamente su vida.

La esperanza de muchos, por lo tanto, es que se construya mucho sobre la tecnología blockchain. Por esta razón, el término Web3 aparece a menudo en las discusiones sobre el Metaverso. Web3 tiene que ver con la mencionada preocupación por la centralización. Es un término general para las tecnologías que pueden convertir a los usuarios en propietarios de sus datos. Los estándares abiertos también pueden desempeñar un papel en esto. Por ejemplo, el correo electrónico se basa en un estándar abierto (SMTP), que cualquiera puede utilizar y que evita un monopolio.

Invierte en cualquier momento y lugar

Aumente su impacto comercial y tiempo de reacción en más de 70 criptomonedas a través del acceso instantáneo a su wallet con la aplicación LiteBit.

lb