Escrito por Erik Weijers hace 2 meses

¿Cómo de seguro es Bitcoin?

Si está considerando invertir en Bitcoin, sin duda tiene dudas sobre la solidez del sistema. Y con razón. Pronto aprenderá que la seguridad y los riesgos no sólo dependen de la tecnología, sino también del usuario: usted. Juntos, usted y Bitcoin son el banco. Si Bitcoin es la bóveda, usted es quien guarda las llaves. ¿Cómo de seguros están ustedes, como equipo?

En primer lugar, algunos datos sobre la seguridad de la propia "bóveda".

  • Desde 2009, nadie ha sido capaz de descifrar Bitcoin. Todo ello a pesar de que al hacker le espera una recompensa de cientos de miles de millones. En más de trece años, la inteligencia colectiva de todos los hackers, tanto los bien intencionados como los malintencionados, no ha provocado una grieta en la red. A veces se oye decir que las autoridades se han incautado de las monedas. No se trata de agrietar la red, sino de confiscar las claves privadas.
  • ¿Falla Bitcoin alguna vez? Desde la introducción de Bitcoin, la red ha estado en funcionamiento alrededor del 99,99% del tiempo. La última vez que Bitcoin se cayó durante varias horas fue en marzo de 2013. Ni siquiera Fedwire, el sistema interbancario, puede presumir de estas cifras.

¿Pueden perderse los Bitcoins?

¿Dónde se almacenan realmente estos Bitcoins? En la práctica, en dos lugares. Primero, en la cadena de bloques de Bitcoin. Ahí es donde se almacenan las monedas (oficialmente: resultados de las transacciones). Pero para mantener el acceso a tus monedas, necesitas tus claves privadas. ¿Cómo de seguro es el almacenamiento de ambos?

La seguridad de las monedas

El almacenamiento seguro de las monedas depende de la solidez de la cadena de bloques. El principio de prueba de trabajo, un ingrediente clave del mecanismo de consenso de Bitcoins, asegura que el historial de transacciones está grabado en piedra. Una vez realizada una transacción y transcurridos varios bloques, no hay forma de revertirla. Como las transacciones están en una base de datos disponible públicamente (el blockchain) que tiene copias en decenas de miles de nodos en todo el mundo, nadie puede negar que usted es dueño de su Bitcoin.

La seguridad de sus claves privadas

Como se ha mencionado, en cierto sentido, usted y Bitcoin son un banco juntos. Sus claves privadas le dan el control sobre lo que ocurre con su Bitcoin. Sus claves privadas son como su número PIN. Las guarda en su monedero. Así que un monedero es más bien un llavero: no contiene monedas, sino claves digitales para acceder a tus monedas. Hay monederos de hardware -una especie de memoria USB con su propio software- y monederos de software: aplicaciones o extensiones del navegador.

La mayoría de los monederos de Bitcoin -y de otras criptomonedas- utilizan una contraseña en forma de frase semilla o frase mnemotécnica de 12 o 24 palabras. Mientras guardes esta contraseña, siempre tendrás acceso a tus monedas. Incluso si pierdes tu monedero, siempre podrás recuperar el acceso a tus monedas y a tu historial de transacciones.

¿No puede un hacker adivinar tus claves privadas con sólo intentarlo muchas veces? Es... difícil. Una clave privada es básicamente un número entre 1 y 2 a la potencia de 256 (2^256). Supongo que es un número eh.... grande, ¿verdad? En efecto, lo es. Es 2^32 multiplicado ocho veces por sí mismo. En nuestro sistema decimal, eso es aproximadamente 4 mil millones x 4 mil millones y eso ocho veces. Incluso si le dieras a cada grano de arena de la tierra la potencia de cálculo de todos los mineros de Bitcoin juntos, esos granos de arena juntos tendrían que calcular (mucho) más tiempo que la vida del universo para adivinar una clave privada.

Puedes verlo en el siguiente vídeo:

How secure is 256 bit security?

¿Pero qué pasa con los ordenadores cuánticos?

La computación cuántica promete superar las velocidades máximas de cálculo de las técnicas existentes en muchos órdenes de magnitud. Ahora mismo, la computación cuántica no es ni de lejos lo suficientemente potente como para averiguar una clave privada basada en una firma pública. Digamos que dentro de diez o veinte años podrá hacerlo. ¿Es eso una amenaza existencial para Bitcoin? La verdad es que no. Para entonces, el algoritmo de firma de Bitcoin puede ser cambiado. Bitcoin simplemente evoluciona junto con sus adversarios (por cierto, Bitcoin ya ha cambiado su algoritmo de firma una vez, cuando Taproot salió a la luz).

Por cierto, un ataque exitoso de la computación cuántica comprometería todo tipo de dominios en los que el cifrado juega un papel - no sólo Bitcoin. También la comunicación entre bancos y el cifrado de secretos de Estado. Es poco probable que alguien con un "arma cuántica" elija Bitcoin como su primer objetivo. Hacerlo sería mostrar inmediatamente su mano. Para muchos hacks se pueden encontrar explicaciones alternativas. Pero para un hackeo de las claves privadas de Bitcoin, todo apunta a que el cifrado ha sido descifrado.

Conclusión

En realidad no hay escenarios realistas de que alguien obtenga su Bitcoin hackeando el propio protocolo. El mayor riesgo es el manejo de las claves privadas. Si las depositas en un exchange o broker, corres el riesgo de que esa parte sea hackeada o quiebre. Si las guardas tú mismo, corres el riesgo de pérdida, robo, incendio, etc. La forma de cubrirse contra esos riesgos es, con mucho, lo más importante que debería preocuparle. Merece un artículo aparte.

¿Las transacciones llegan a realizarse?

Mucha gente que hace su primera transacción con Bitcoin está nerviosa. Copias y pegas un código alfanumérico de unos 30 caracteres y le das a enviar. ¿Está usted seguro? Sí, estoy seguro. Y luego esperas. Como el tiempo de bloqueo de la cadena de bloques de Bitcoin es de unos diez minutos -y como muchos monederos no confirman una transacción hasta después de seis bloques-, la transacción puede tardar una hora o más en aparecer (por cierto, con Lightning se puede hacer en segundos, pero ese protocolo no se utiliza para grandes cantidades).

A veces, las transacciones llegan con lentitud. En épocas de mucha actividad, el mempool (cola de transacciones) es grande y puede tardar horas en incluirse tu transacción. Sobre todo si has elegido pagar unas tasas de transacción bajas. Estas son el lubricante que anima a los mineros a aceptar su transacción.

Aun así, no debes preocuparte. NO hay riesgo de perder sus monedas. O bien su transacción será confirmada eventualmente, o será eliminada del mempool después de un cierto tiempo. Entonces verás que el importe vuelve a aparecer en la dirección desde la que lo habías enviado.

Mientras tanto, tiene varias opciones para acelerar su transacción. Por ejemplo, puede optar por una transacción de Reemplazo por Cuota (transacción RBF). Los nodos que vean la transacción sabrán entonces que no se trata de un gasto doble sino de una nueva versión de la misma transacción.

Volatilidad (movimiento de precios)

De un orden completamente diferente es la cuestión de si Bitcoin mantendrá su valor. Eso depende de la curva de adopción. Si nadie utiliza Bitcoin, perderá su valor. El número de usuarios de Bitcoin ha aumentado rápidamente en la última década pero, por supuesto, no hay garantía de que esto continúe. Mucha gente ve a Bitcoin como una alternativa mejor para almacenar valor que el dinero fiduciario o incluso que el oro. Si ese grupo de personas sigue creciendo en número, Bitcoin seguirá aumentando su valor.

Precisamente porque Bitcoin es todavía una forma joven y experimental de almacenamiento de valor, hay mayores fluctuaciones de precios que con el oro, por ejemplo. El mundo en el que Bitcoin podría sobrevivir y puede tener éxito está cambiando constantemente. Así que la respuesta a si Bitcoin puede llegar a tener éxito tiene una respuesta ligeramente diferente de un día a otro, por así decirlo. Eso hace que el precio se mueva considerablemente. Tienes que ser capaz de lidiar con el hecho de que el valor de tu Bitcoin en dólares o euros puede variar mucho de un mes a otro. Se podría decir: 1 Bitcoin es siempre 1 Bitcoin. Pero eso puede ser de poco consuelo si ese Bitcoin ha perdido el 50% de su valor.

Riesgo de centralización y un gran cortocircuito

El riesgo de los movimientos de precios también existe porque no todo el mundo es fan de Bitcoin. Por ejemplo, los países pueden decidir repentinamente prohibir la minería de Bitcoin, como hizo China en la primavera de 2021. Esto no ayuda a la adopción por parte del público en general y provoca una caída (temporal) del precio.

Otra cuestión es la de la posible centralización de mineros en pools de minería y/o en determinadas regiones. ¿Qué pasa si estos se vuelven maliciosos? Por supuesto, los mineros se benefician de un precio alto de Bitcoin. La teoría del juego detrás de la minería empuja a los mineros hacia el buen comportamiento. Pero en principio, cualquiera con una cantidad de capital suficiente puede hacer que los mercados se muevan en la dirección que ellos quieran. Y estos jugadores también pueden aprovecharse de las caídas de precios: eso se llama ponerse en corto. No es inconcebible que un gran pool de minería ejecute un ataque al 51% de la red BTC. Es concebible que lo haga un país o un gran fondo de cobertura controlando un pool de minería. Un fondo de cobertura podría aprovechar el pánico del mercado resultante con una "gran venta". Esto no acabará con el Bitcoin, pero causará una caída temporal del precio y una mella en la confianza.

Reflexión final

Los mayores riesgos en Bitcoin tienen que ver con la salvaguarda de sus claves privadas y la estabilidad del precio. Esos riesgos son reales. Pero no olvide que las formas alternativas de almacenar o invertir el dinero también conllevan riesgos. El dinero en un banco es un riesgo, la (hiper)inflación del dinero fiduciario es un riesgo. Una estrategia de inversión surge de la consideración de todos esos riesgos.

Invierte en cualquier momento y lugar

Aumente su impacto comercial y tiempo de reacción en más de 70 criptomonedas a través del acceso instantáneo a su wallet con la aplicación LiteBit.

lb