Escrito por Robert Steinadler hace un mes

Cobertura de inflación: Estas clases de activos pueden protegerle 

La inflación se nos está yendo de las manos y va en aumento. No es un problema solo en EE.UU., lo es también para los inversores europeos, ya que su poder adquisitivo se está perdiendo a lo largo del año 2022. Los políticos y los bancos centrales están prometiendo hacer algo al respecto y disminuir la inflación mediante la subida de los tipos de interés y el endurecimiento cuantitativo.

Está por ver si esto por sí solo puede salvar a la gente, ya que en realidad no importa si es un inversor activo o un simple espectador que no está invirtiendo su dinero en nada. Su riqueza, no importa lo grande o pequeña que sea, será constantemente consumida por la inflación si la situación general no cambia.

Es hora de adquirir algunos conocimientos sobre las clases de activos que tienen el potencial de servir de cobertura contra la inflación y proteger su capital contra ella.

¿Qué es la inflación?

Aunque la inflación tiene un efecto negativo en la riqueza de la población, es un fenómeno natural del mercado. La inflación puede medirse comparando los niveles de precios de los bienes y servicios con el paso del tiempo. Si con 100 euros compró dos neumáticos para su coche el año pasado y al año siguiente solo puede comprar un neumático, la inflación ha disminuido su poder adquisitivo. Lo contrario de la inflación es la deflación, que significa que con la misma cantidad de dinero se pueden comprar más bienes y servicios.

Sigue siendo controvertido qué bienes y servicios deben medirse para determinar la tasa de inflación. Una televisión puede tener un precio estable mientras que los precios de los alimentos se disparan. El problema es que hay que comer todos los días, pero desde el punto de vista de las estadísticas uno no depende tanto de la posibilidad de comprar una televisión barata.

El índice armonizado de precios al consumidor o IPCA es un índice al que hay que prestar atención. Mide la inflación en la UE, que alcanzó el 7,4 % en abril de 2022. Se trata de la inflación media. Dependiendo del sitio en el que viva, la situación puede ser mejor o peor. Por ejemplo, Estonia ostenta el récord con una inflación del 19,1 % en abril de 2022, mientras que Francia se encuentra en una situación un poco mejor, con una inflación de solo el 5,4 % en la misma época.

Criptomonedas como cobertura de inflación

Las criptomonedas como Bitcoin han generado más de una disputa en los últimos 10 años. Algunos expertos consideran que las criptomonedas no son una clase de activos, mientras que otros argumentan que sí lo son y que hay que aumentar la lista. Otra de las polémicas planteadas es que, especialmente Bitcoin, ha sido discutido como una cobertura de inflación, pero cuando la inflación aumentó a partir de finales de 2021, las cripto alcanzaron un máximo histórico para luego ver nuevos mínimos en 2022.

Aun así, las criptomonedas pueden servir como cobertura contra la inflación y tienen un historial increíble. En 2011 Bitcoin cotizaba a unos pocos céntimos y alcanzó un máximo histórico de 67.000 dólares solo 11 años después. BTC es ya uno de los activos más rentables del siglo XXI y, si esta tendencia continúa a largo plazo, puede cumplir su propósito.

Otro factor son los sistemas que se basan en la prueba de participación. Esto permite generar ingresos en un entorno que de otro modo no permitiría ganar ningún interés por los ahorros.

Oro

Muchos expertos creen que el oro es una buena cobertura de inflación. Una percepción que también está motivada por sucesos históricos como la inflación récord de Alemania tras la primera guerra mundial. La gente tenía que llevar su dinero en carretillas y se infló tanto que muchas familias optaron por utilizar los billetes para la calefacción en lugar de gastarlos.

El oro mantuvo su valor durante aquellos tiempos difíciles. Hay que mencionar que el oro no genera ningún rendimiento. Aun así, se considera que el oro es útil para protegerse de la inflación y diversificar una cartera.

Productos básicos

Los productos básicos son bienes muy importantes que suelen ser materias primas imprescindibles para la producción. El petróleo, los cereales, el gas e incluso el oro se consideran materias primas, por mencionar algunos ejemplos. El precio de las materias primas suele predecir la inflación, ya que un aumento del precio de las materias primas significa un aumento de los precios de los bienes que se producen a partir de ellas.

Esta clase de activos se considera muy volátil y está sometida a la influencia de acontecimientos geopolíticos que pueden dar un vuelco al mercado en un momento.

Acciones y bonos

Las acciones y los bonos son dos activos diferentes, aunque combinados pueden crear una sólida protección para su cartera. Una cartera conservadora para protegerse de la inflación sería la llamada cartera 60/40. Consiste en un 60 % de acciones y un 40 % de bonos. Si no cree que sea capaz de elegir las acciones, hay muchas opciones para construir una cartera "set and forget".

La ventaja de un 60/40 es que suele ser una buena cobertura en tiempos de gran inflación. La desventaja es que es muy fácil que se vea superado durante un periodo de tiempo más largo por una cartera compuesta principalmente por acciones.

Bienes inmuebles

Hay dos opciones para proteger el capital invirtiendo en bienes inmuebles. La primera es ser propietario de un inmueble y alquilarlo para crear flujo de caja. Los precios de los inmuebles suelen subir en épocas de inflación, lo que permite al propietario aumentar el alquiler. Esto ayuda mucho a protegerse de la inflación, pero también requiere comprar y mantener la propiedad.

La segunda opción para beneficiarse de los bienes inmuebles en tiempos de inflación son los llamados fondos de inversión inmobiliaria. Un REIT es una empresa que posee y explota bienes inmuebles que producen ingresos. Invirtiendo en un REIT se pueden obtener dividendos.

ETFs

Hay una gran variedad de ETFs y los que se basan en un índice son atractivos para los inversores minoristas. La razón es muy sencilla, los fondos suelen tener problemas para superar el rendimiento de un índice a largo plazo. Digamos que usted quiere invertir en acciones tecnológicas. Un índice como el S&P 500 no le proporcionará una exposición a las pequeñas empresas, pero está formado por el 35% de los mayores valores tecnológicos de Estados Unidos.

Es difícil predecir qué ETF proporcionará mejor protección contra la inflación. Una estrategia consiste en utilizar un ETF como instrumento para invertir en una determinada clase de activos, como las materias primas, por ejemplo.

¿Qué opción debe elegir?

Las opciones que hemos considerado en este artículo son muy básicas y, en algunos casos, como los bienes inmuebles, bastante conservadoras. Otras son más progresistas y tienen un perfil de riesgo diferente. En cualquier caso, no podemos ni queremos ofrecerle asesoramiento financiero, puesto que nos resulta imposible evaluar su situación individual.

Aparte de consultar a un profesional para discutir su estrategia de inversión personal, también existe la opción de investigar por su cuenta. Por favor, no dude en leer nuestros artículos formativos en los que se describen los conocimientos básicos sobre las criptomonedas y la tecnología blockchain, así como reseñas más detalladas sobre las monedas y los tokens.

La mejor protección contra la inflación es el conocimiento para evaluar su propia situación, conociendo las opciones a su alcance, y tomando decisiones razonables por su cuenta. ¡Decídase!

Invierte en cualquier momento y lugar

Aumente su impacto comercial y tiempo de reacción en más de 70 criptomonedas a través del acceso instantáneo a su wallet con la aplicación LiteBit.

lb